Viñas de Payogasta

(Viñedo de Altura a 2.500 m.s.n.m)

Viñedo

Viñas de Payogasta surge a partir del sueño de elaborar vinos en la zona más alta del Valle Calchaquí. Con una altura promedio de 2.500 m.s.n.m., nuestro viñedo se ubica en lo más alto de la Ruta del Vino, y entre los más altos del mundo.

Tinto-02La zona de Payogasta, ubicada en un ambiente de montaña a 2.500 msnm, es un sitio excepcional para la producción de vinos de calidad premium y ultrapremium. Los suelos son el sustento cualitativo para que, en condiciones agro-climáticas de altura, se expresen de un modo diferente los procesos metabólicos con resultados originales en cuanto a las bondades organolépticas del producto. Esta potencialidad se evidencia asimismo en las recientes inversiones en la zona, de firmas vitivinícolas de prestigio internacional.

Además del suelo, contamos con otros beneficios excepcionales propios de la zona, como el clima seco árido, la radiación solar intensa y la amplitud térmica del aire, lo que permite una maduración lenta de la uva. Estas características provocan que la uva genere una piel gruesa y más oscura, obteniendo vinos de sabores y colores más intentos.

En una superficie experimental de 2 hectáreas, se implantaron siete variedades de cepajes de la más alta calidad enológica: Tannat, Merlot, Malbec, Sangiovese, Cabernet sauvignon, Sauvignon BlancPetit Verdot y Torrontés. Un cuidadoso manejo del viñedo y una producción todavía artesanal de los vinos se reflejan en los excelentes y prometedores resultados obtenidos.

Un enófilo exigente encontrará en nuestros vinos Viñas de Payogasta, un producto diferente de alta calidad, y a través de él, una cultura antigua pero renovada. Lo invitamos a recorrer nuestros viñedos, conocer el proceso de elaboración y la tecnología que utilizamos, y degustar todas nuestras variedades de Vinos de Altura. 

Bodegas en los Valles Calchaquíes

El mundo vitivinícola vive hoy una etapa de expansión del horizonte productivo, alentado por la búsqueda de lo único y diferente por parte de los consumidores. El vino es esencialmente una bebida cultural, que lleva consigo la expresión del territorio, las técnicas de vinificación y la impronta cultural de quienes lo producen. En esa búsqueda se ha extendido la frontera productiva, alcanzando sitios donde hace unos años era impensable el cultivo de la vid, o donde con las viejas técnicas, sólo constituía un recurso regional sin posibilidades de proyección comercial.

Para recorrer la galería de fotos, haga clic sobre una de ellas.

Comments are closed.